Metido de lleno en la organización de tu boda, una idea que a muchos no ronda por la cabeza es el alquiler de autocares para bodas. Pensando en el catering, la difícil organización de las mesas, la elección de la música, las horas de la barra libre…

Sin embargo, el alquiler de autocares para bodas en tu celebración puede ser algo que, por pequeño que parezca, marque la diferencia. No solo es casi imprescindible alquilar un autocar para tu boda cuando el lugar de celebración sea una finca a las afueras de cualquier ciudad, sino que es también una buena idea cuando la celebración se produzca dentro de la misma.

Estas son algunas de las razones por las que es buena idea el alquiler de autocares para bodas.

Seguridad de los invitados a tu boda con el alquiler de un autocar

En cualquier boda, tras tomar alguna copa de vino o cerveza vienen los brindis pero, no acaba ahí la cosa. A última hora, la mayoría de los invitados acabará tomando una o varias copas. Esto hace incompatible para tus invitados llevar su propio vehículo. La mejor opción es el alquiler de autocares para bodas pero no solo cuando la celebración sea a las afueras de ciudades o pueblos, sino también cuando se realice dentro de estas. Además de que obviamente no se puede conducir en carretera habiendo bebido, en zonas urbanas puede ser muy peligroso para peatones y los propios ocupantes del coche, la proliferación de los controles de alcoholemia hace que no sea una buena opción. Más ahora que el uso del vehículo particular es tan importante, nadie quiere que recuerden su boda como aquella muy divertida pero donde alguien perdió el carnet de conducir.

En caso de que no te decantes por el alquiler de autocares para bodas, lo más probable es que tus invitados dejen de beber pronto para poder irse a casa seguros y nadie debería dejar marchar a los que no hagan eso. Por tanto, los invitados a tan ansiado día puede que vayan decayendo y marchándose antes de tiempo.

alquiler de autocares para bodas

 

Comodidad y horarios para tu boda con el alquiler de un autocar

Alquilar autocares para bodas tiene una ventaja importantísima en lo que a la propia organización de la boda se refiere. Si al salir de la ceremonia todos los invitados se dirigen a coger los autocares Etrambus concertados, te aseguras que todos llegarán puntuales a la misma hora. De esta forma podrás mantener los horarios que hayas concertado con el catering sin que falte nadie. Además, al haber varias horas para volver a casa, los invitados podrán ir volviendo cuando quieran, haciéndolo todo más cómodo tanto para ti como para tus invitados.

Haz tu boda más divertida con el alquiler de un autocar

No todo el mundo se conoce en las bodas. Es más, hay muchas personas que no se conocen entre sí. Por ello, es la mejor forma de que vuestros invitados vayan estrechando lazos a la ida y, al menos, conociendo sus caras es todos juntos en el autocar. Además, puede ser un viaje muy divertido a la vuelta, con gente que acaba de conocerse intercambiando impresiones sobre la celebración.

¡También respetarás el medio ambiente!

Quizás no habréis caído en la cuenta pero, en un autocar de 55 plazas puede que hasta 20 vehículos se queden aparcados, con el consiguiente ahorro de emisiones.

Como veis son muchas las razones para que penséis seriamente alquilar un autocar para bodas. En este enlace podéis contactar con nosotros y estaremos encantados de ayudaros.